Que es el tae en un prestamo personal?

Carmen Martín Gaite

El TAE (Tasa Anual Equivalente) es un porcentaje fiscal que hay que pagar por un préstamo personal. Por ejemplo, si un préstamo personal ofrece un TAE del 5%, quiere decir que el prestatario pagará un 5% del monto total del préstamo al año. Esta tasa incluye el costo de los intereses, comisiones y otros gastos financieros asociados con el préstamo. Es decir, el TAE permite comparar entre las diferentes ofertas de préstamos personales para saber cuál es la más conveniente.

Es importante recordar que el TAE no es un precio fijo, sino un porcentaje que se calcula a partir del monto prestado. En otras palabras, el monto total de los intereses y comisiones pagados por el prestatario varía de acuerdo con el monto del préstamo. No obstante, en la mayoría de casos el TAE es una buena forma para conocer el costo real del préstamo. Además, el TAE también permite conocer los requisitos básicos para conseguir el préstamo, como el plazo mínimo para devolver el préstamo.

¿Cuál es el TAE abusivo?

El TAE abusivo es un concepto técnico económico que se refiere al práctica de cobrar un interés excesivo y temerario en los préstamos. Esto difiere mucho de los intereses legales que están marcados por el Banco de España como norma para prestar dinero según el régimen jurídico que marca la legislación.

Las consecuencias del TAE abusivo son temibles. Los intereses excesivos repercuten directamente la deuda de los deudores y afectan también a los acreedores, puesto que estos últimos no reciben el dinero por el que esperaban gastar. Los usuarios afectados por el TAE abusivo tienen 3 posibilidades para tratar de recuperar su dinero:

  • Realizar una reclamación individual ante el Banco de España.
  • Solicitar una devolución ante el acreedor
  • Reclamar la devolución de los intereses en la entidad responsable

La ley aplicable al TAE abusivo está especificada en el artículo 459 del Código Civil, el cual indica que “Será nulo cualquier contrato cuya tasa de interés sea excesivamente elevada.”

También está la normativa de la Orden EHA/1340/2011 del 27 de diciembre que prohíbe algunos tipos de acuerdo de los contratos de préstamo hipotecario sobre suelo. En esta normativa se configura como práctica abusiva el cobro de intereses superiores al 7%.

Si sospechas que puedes estar sufriendo un caso de TAE abusivo, acude cuanto antes a un abogado para que te ayude a defender tus derechos.

¿Cómo se aplica el TAE en un préstamo?

El TAE es el Tipo de Interés Anual Efectivo y se mide expresando la cantidad total de intereses obtenidos, indemnes y pagados por el prestatario, relacionándolos con el capital prestado. Cuando se aplica a un préstamo, es el tipo de interés nominal más recargos que forman parte del mismo, como son los gastos de apertura o de constitución, gestión, seguros, comisiones, etc.

El TAE es uno de los conceptos claves, para conocer el coste final que puede acarrear la contratación del producto. A la hora de contratar un préstamo bancario, hay que tener claro el TAE para conocer el total que tendrá que devolverse al final del plazo.

Además, el TAE nos informa de la rentabilidad que obtendremos con este producto.

Normalmente los planes de financiación tienen un TAE inferior al nominal, por lo que hay que tener en cuenta el tipo de intereses que se acumularán durante toda la vida del préstamo.

No todos los bancos ofrecen el mismo TAE para un mismo préstamo, así que es importante comparar entre diferentes entidades financieras para elegir la opción que mejor se adapta a nuestras necesidades:

  • Compara entre bancos. Es importante comparar entre varias entidades financieras para elegir el que nos ofrece los mejores resultados.
  • Revisa el coste total. Hay que evaluar todos los costes añadidos que acarrea la contratación del préstamo.
  • Valora el plazo de devolución. Siempre puedes optar por amortizar antes de tiempo y ahorrar en intereses.
  • Verifica el seguro. Muchos bancos ofrecen seguros que generan comisiones adicionales.

¿Cuál es el TAE máximo permitido?

TAE (Tipo de Interés Anual Equivalente) es un porcentaje que nos da información acerca de los intereses o rendimientos de un producto financiero o inversión durante el año. El TAE máximo permitido es aquel porcentaje que conjunta dos factores:

  • La usura, que se refiere a la tasa de interés máxima permitida por la ley
  • El máximo beneficio para el prestatario establecido por la entidad financiera

El TAE máximo permitido se encuentra regulado en la Ley 3/2004 de 29 de diciembre, que modificó la Ley 7/1996, del 15 de enero, que regula las Condiciones Generales de la Contratación para la Actividad de Servicios Financieros.

Actualmente, el límite máximo para el TAE se encuentra en el 21,5%. No obstante, el Banco de España estableció un límite para la población con menos recursos de un 18%, en aquellos productos incluso con cláusulas de permanencia.

Resumen El TAE máximo permitido es del 21,5%, aunque el límite establecido por el Banco de España sea del 18%. Está regulado por la Ley 3/2004 de 29 de diciembre.

¿Qué es el 5% TAE?

El TAE (Tasa Anual Equivalente) es una medida para representar el rendimiento anual de una acción, título o inversión. Se expresa matemáticamente como el interés exacto que pagaría si los intereses fueran compuestos durante un año.

En un 5% TAE significa que por cada 100€ invertidos, obtendrás un rendimiento anual de 5€. Esto significa que el cálculo se realiza sobre el saldo completo, incluyendo los intereses acumulados. Esto es lo que se conoce como intereses compuestos, ya que se pagan intereses no solo sobre el capital inicial sino también sobre los intereses previamente generados.

Los TAE, cuyo nombre suele aparecer como un porcentaje entero o decimal, son como una especie de promedio ponderado de distintos tipos de intereses. Se usa con el objetivo de facilitar la comparación entre distintos productos financieros con un único dato. Esto ayuda a los usuarios a elegir el mejor producto financiero para sus necesidades e inversiones.

Un 5% TAE no siempre implica un 5% de intereses netos. No hay que olvidar que hay otros conceptos asociados a la cuenta bancaria, como impuestos, comisiones o la duración del contrato, que pueden disminuir los intereses finales. Por eso, antes de elegir un producto bancario, es recomendable leer los términos y condiciones del mismo para entender claramente qué intereses se generarán en la inversión.

Entre los ejemplos de productos financieros con un 5% TAE, se incluyen depósitos a plazo, cuentas remuneradas, planes de pensiones, cuentas de ahorro y más.

Ventajas de los productos con un 5% TAE:

  • Es una buena opción para obtener una rentabilidad a medio y largo plazo.
  • Se trata de una inversión segura, ya que suele estar garantizada por el Estado.
  • Son inversiones limpias, sin comisiones abusivas o sorpresas en el recibo.
  • Los intereses acumulados se pueden reinvertir para obtener un mayor rendimiento.

En conclusión, el TAE es una medida muy importante al momento de considerar un préstamo personal ya que permite conocer el costo efectivo total del préstamo. Esta herramienta de cálculo permite al prestatario analizar y comparar el coste total de diferentes préstamos para así escoger el más adecuado a sus necesidades. Por lo tanto, es importante que todos los prestatarios macroen especial a la hora de solicitar un préstamo personal tengan conocimiento de la tasa anual equivalente para asegurar que están haciendo la mejor elección.

Last Updated on diciembre 16, 2022 by Carmen Martín Gaite

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *